Una de las grandes maravillas de la naturaleza también es una de las que más desapercibida pasa. Debajo del suelo, estés donde estés, hay una gran red de filamentos que se ramifican y unen toda la materia orgánica que les rodea, llamada micelio. Se ha estimado que su longitud total en los 10cm superiores del suelo es más de 450 cuatrillones de km.

¿Por qué es importante el micelio?

A grandes rasgos, se encarga de la descomposición y de la simbiosis. Es decir, absorbe la materia orgánica, permitiendo que no se acumule en la tierra. Además, las plantas llevan el 70% del carbono del CO2 que fotosintetizan bajo tierra, donde por su sistema radicular lo intercambian por nutrientes con el micelio y este carbono se almacena en las membranas celulares de los hongos. De esta manera, alimenta a la comunidad microbiana y a todas las partes de la red trófica, como ácaros o nematodos, que reciclan nutrientes a través de ese proceso alimentario.
Los hongos son clave para estabilizar el carbono en la tierra y que permanezca almacenado.

El micelio, aparte de todas sus cualidades naturales, tiene la habilidad de crecer rápidamente tanto en la tierra como en un laboratorio, mediante un proceso que utiliza poca electricidad, es seguro y, pese a ser ligero, es muy resistente. Adicionalmente, es un aislante de temperatura, tiene propiedades absorbentes y, es bio-compostable.

Una vez se produce produce el micelio, usualmente se trata y deshidrata para mejorar su densidad, fuerza, elasticidad y textura.

El Micelio en la Industria Alimentaria

innomy

Hamburguesa de Innomy.

Centrándose en el espectro de la tecnología alimentaria, la proteína basada en hongos, en otras palabras el micelio, parece estar alcanzando la popularidad de las soluciones basadas en plantas y células. La primera instalación de micoproteínas a gran escala del mundo se anunció en mayo de 2020 y se espera que el mercado de proteínas de hongos en foodtech crezca un 12% entre 2019 y 2027.

El micelio hoy en día es comúnmente utilizado en alternativas proteicas plant-based, debido a su alto contenido nutricional a nivel proteico y su aspecto fibroso característico de la carne.

Utilizando tecnologías como la fermentación, en más concreto la fermentación de biomasa, debido a la capacidad de los microorganismos de multiplicarse rápida y eficazmente, el micelio crece a uno de los niveles más altos, duplicando su peso en sólo horas.

La fermentación de la biomasa aprovecha el rápido crecimiento y el alto contenido en proteínas de muchos microorganismos para producir eficazmente grandes cantidades de proteínas. La biomasa microbiana puede ser el ingrediente principal de un producto alimentario o servir como uno de los varios ingredientes primarios de una mezcla.

Por ejemplo, la empresa española Innomy utiliza el micelio combinado con tecnología de fermentación de precisión para crear estructuras complejas que reproducen la consistencia fibrosa y tierna de la carne. La empresa modifica la forma, el color y el sabor de las estructuras filamentosas de las matrices de micelio para elaborar productos con sabor a carne.

Por otro lado tenemos a Libre Foods, una empresa emergente con sede en Barcelona cuya misión es liberar el sistema alimentario mediante productos nutritivos y sostenibles cultivados a partir del micelio. El primer producto de la empresa es un filete de ternera a base de micelio, seguido de una línea de carnes rojas, aves y mariscos. Libre Foods presentó recientemente su producto de tocino a base de hongos, creado con tecnología de fermentación (precisión).

Si quieres conocer más proyectos disruptivos en esta línea, visita nuestro artículo sobre 6 startups utilizando el hongos en foodtech. 

 

Founders_ Pablo Ignacio Sánchez Rey, COO_ Juan Pablo De Giacomi, CEO_ Francisco Kuhar, CSO
  • La startup con sede en Bilbao que desarrolla análogos cárnicos basados en hongos cierra su primera ronda de inversión liderada por Corporación Cervino, Rockstart, Zubi Capital, Eatable Adventures y el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA).
  • Innomy se suma a “los casos de éxito” de Spain Foodtech, el primer programa de aceleración foodtech nacional respaldado por el ICEX España Exportación e Inversiones y el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), que ha impulsado startups de éxito internacional como Cocuus, MOA Foodtech o Proppos, entre otras.
  • Gracias a esta inyección de capital, la startup podrá escalar su tecnología y potenciar la llegada a nuevos mercados europeos.

Innomy, la innovadora startup española con sede en Bilbao que elabora alternativas cárnicas basadas en hongos, anuncia el cierre de su primera ronda de inversión de 1,3 millones de euros tras 4 años de su creación. La ronda de inversión ha sido liderada por Corporación Cervino, Rockstart, Zubi Capital, Eatable Adventures y por el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), que han entrado en el accionariado de la empresa para escalar su tecnología disruptiva e impulsar en otros mercados una nueva alternativa de consumo de proteína, mucho más sostenible y saludable.

Los creadores de Innomy son de Argentina: Juan Pablo de Giacomi, CEO y cofundador, responsable de la estrategia comercial; el biotecnólogo Pablo Sánchez Rey, COO, cofundador y responsable del desarrollo y escalado del producto; y el micólogo Francisco Kuhar, CSO y Technology Partner, con años de experiencia estudiando la morfología y fisiología de los hongos. Un equipo que ha dedicado años de investigación a las propiedades de las proteínas a base de hongos y en sus beneficios para la salud de las personas y del planeta. 

Innomy es la tercera “alumni” del programa Spain Foodtech que levanta su primera ronda de inversión, tras haber acabado con éxito el programa de aceleración desarrollado por Eatable Adventures, en colaboración con ICEX y CNTA. En el mismo programa han sido seleccionadas las startups Cocuus y Moa Foodtech, cuyas rondas de inversión se han anunciado también en los últimos meses y Proppos, que gracias a su novedosa tecnología de IA ya opera en varios restaurantes españoles facilitando la experiencia de compra a los consumidores.

En palabras de Juan Pablo de Giacomi, CEO y fundador de Innomy “Nacimos como una plataforma a través de la cual nos propusimos canalizar muchos años de investigación en el campo de las propiedades de los tejidos de los hongos comestibles. Nuestra misión es dar respuesta a la demanda del consumidor que ya no se conforma con consumir productos saludables, sino que también se preocupa por el bienestar del planeta. Con el cierre de nuestra primera ronda de inversión queremos llegar a nuevos mercados y acercar nuestro producto a miles de personas”. 

El micelio, un ingrediente filamentoso, rico en proteínas, extraído de la estructura de la raíz del hongo, se considera la fuente de proteína más prometedora para el futuro. Su calidad en términos de nutrición fue reconocida por los científicos hace mucho tiempo, pero su producción actual para el consumo humano aún no está muy extendida. Además, el hecho de que los hongos no produzcan colesterol ni cantidades importantes de grasas ha reorientado la atención de la industria alimentaria hacia ellos.

Por su parte, José Luis Cabañero, CEO y fundador de Eatable Adventures, ha comentado “No podemos estar más orgullosos de formar parte de este nuevo hito que consolida el liderazgo de nuestro ecosistema foodtech. En los últimos meses hemos conseguido que tres de las startups que han sido seleccionadas en nuestro programa de aceleración levanten rondas de inversión de un promedio de 1,8M. Con la entrada en el capital accionario de Innomy, seguimos apostando por tecnologías disruptivas que impacten en la forma de producir y consumir los alimentos, garantizando la seguridad alimentaria para todos”.

“Para CNTA es una gran alegría este momento. Con la entrada en el capital cristalizamos la colaboración que hemos mantenido en los últimos años para desarrollar la tecnología propietaria de Innomy. Y ahora, con esta inyección financiera, será posible hacer llegar esta tecnología al mercado y seguir contribuyendo a transformar el futuro de la alimentación para que sea más saludable, más sostenible, más segura y al alcance de todos”, ha destacado Héctor Barbarin, Director General de CNTA.

La creciente demanda de alimentos es uno de los mayores retos mundiales a los que se enfrenta el sistema alimentario actual, junto con la necesidad de disminuir la producción de carne, responsable del casi el 60% de todos los gases de efecto invernadero generados por la producción de alimentos, según datos de la FAO. Por ello, las alternativas cárnicas, como el micelio, se presentan como una solución eficaz y con impacto real en la cadena de valor agroalimentaria. 

Entre los reconocimientos recibidos, Innomy ha sido galardonada en la cuarta edición de los ‘Premios Ingenia Startup’, promovidos por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), la Plataforma Tecnológica Food for LifeSpain (PTF4LS) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Además, ha sido finalista en los Foodtech Heroes 2022 en la categoría de F&A y ha sido elegida como una de las top 15 startups foodtech españolas más prometedoras según El Referente.

Sabemos que detrás de cada startup hay una misión que cumplir y nos gustaría conocer un poco más sobre qué hay detrás de Pink Albatross.

Cuéntanos brevemente qué es Pink Albatross. Describe los principales hitos a lo largo de vuestro desarrollo.

En Pink Albatross hacemos helados deliciosos, indulgentes, con ingredientes de origen vegetal y tan naturales que se pueden dibujar. Sin aditivos, ni ultraprocesados, ni atajos. Sin gluten. Cremosos, sabrosos y aptos para todos los consumidores. Para aquellos con un paladar exigente y para consumidores conscientes: aquellos que no pueden comer helado por restricciones dietéticas (intolerantes a la lactosa, celíacos, veganos) o  consumidores preocupados por los derechos de los animales y el medioambiente.

Hitos: 

  • 2018:
    • se concibe Pink Albatross
  • 2019:
    • lanzamiento del producto con 5 sabores
  • 2020: 
    • reformulación del producto, reenfoque de objetivos de canal 
  • 2021: 
    • 5 nuevos sabores 
    • llegamos a SPAR en Canarias, a Ametller y a Getir
    • rebranding de la marca
    • Llegamos a Portugal y Filipinas
  • 2022: 
    • Llegamos a Glovo
    • Llegamos a Carrefour, La Sirena, El Corte Inglés y Costco, entre otros
    • Pink Albatross llega a Alemania, Holanda y Grecia
    • Nuevo formato 90 ml
    • Ganadores del Carrefour Plant-Based Contest y 2 Great Taste Awards
    • Multiplicamos nuestras ventas x3 respecto al año anterior

¿Cuáles fueron las principales dificultades o barreras con las que os encontrasteis para avanzar con este negocio? ¿Cómo las superasteis?

Necesitamos superar, en líneas generales, 4 dificultades:

  1. Buen producto. Lo complicado era que fuese un helado ‘sin serlo’, sin usar los ingredientes y procesos tradicionales. Crear un helado plant-based no era difícil, lo difícil era lograr la  textura y sabor y hacerlo además usando solo ingredientes naturales, procesos clean label y que tenga una vida útil razonable para funcionar en un lineal de una tienda o supermercado. Es difícil encontrar proveedores con productos clean label y dar con la fórmula que garantice el sabor y la textura óptimos. Pero además, la revolución está en que no hay renuncia: les gusta a todos en casa porque está bueno pero además no sienta mal (aunque tengas intolerancia a la lactosa, por ejemplo) y estamos beneficiando al medio ambiente (versus un helado con base láctea).
  2. Pero un buen producto no garantiza nada, ¡aunque es un buen comienzo! Debe conjugarse con una marca que conecte con los consumidores, que sea creativa y atractiva. Sobre todo en un sector saturado. Hay que hacer un gran trabajo de construcción de brand awareness y brand affinity. Redes, activaciones en el punto de venta, campañas especiales, concursos, comunicación, medios… 
  3. Y todo ello, conjugado con una buena distribución: cuando eres pequeño el mercado no apuesta por ti, no tiene confianza. El espacio en las estanterías es pequeño y cuesta que lo ocupen con un producto que desconocen cómo rotará. Lleva un tiempo y un gran esfuerzo conseguir el apoyo del mercado y comerciantes.
  4. Para hacer todo esto necesitas personas. Personas que estén enamoradas del proyecto, que crean en lo que se está queriendo lograr, que quieran cambiar las cosas y se impliquen y tengan iniciativa y ganas. Porque hay mucho trabajo y son muchas horas para poder hacer todo esto que hemos dicho. 

Teniendo en cuenta la importancia que tienen los ecosistemas para poder desarrollar la innovación. ¿Cómo describirías el ecosistema de emprendimiento en España? ¿Qué ventajas y barreras ves en este ecosistema?

Cada vez existe un ecosistema de emprendimiento mayor en España. Las diferentes organizaciones y fondos ponen al alcance de las startups mentores, advisors y players consolidados con gran experiencia y conocimiento. Puntos clave para aprender a analizar mejor ciertas métricas y aprender a prestar atención a esos aspectos que te permitirán crecer, más rápido, más sólido y más sostenible. 

Cada vez hay más desarrollo del mundo food, casos de éxito como Komvida o Smileat que nos ayudan a entender algunos de los caminos que se pueden seguir. Creo que lo más bonito de emprender y del ecosistema es que hay ganas de ayudarnos entre todas las startups, colaboramos juntos para conseguir ese cambio que estamos construyendo. 

No obstante, todavía hay mucho margen de mejora. Un gran porcentaje de las startups que nacen en España jamás llegan a consolidarse Además el paso a otras geografías no es sencillo y hay poco conocimiento sobre internacionalización. Para ello es necesario acudir a fondos y aceleradoras internacionales que te ayuden a afianzar el negocio.

¿Qué oportunidades de mejora crees que podrían surgir?

Una clara, es que se fomenta poco la interacción entre startups de diferente tamaño y experiencia. Como decía antes, aprender de los que van más avanzados ayuda mucho más que hablar con un “experto”, porque ellos viven el negocio como lo vives tú. Y eso te inspira a ayudar a aquellos que vienen detrás y lo haces con gusto (pay it forward).

Nosotros hemos creado un pequeño grupo y procuramos quedar cada tanto a cenar y charlar. Hacemos también de psicólogos, emprender es duro a nivel personal, familiar y financiero, hablar con otros que están caminando tu mismo camino te ayuda a no sentirte sólo y a apoyarse entre todos.

¿Crees que ha cambiado en los últimos años?

¡Sin duda! Hace algunos años no se hablaba ni se fomentaba la comunicación. Con aceleradoras como Eatable o Lanzadera se ayuda a crear y fomentar este ecosistema de retroalimentación positiva. España, con la cultura culinaria que tiene, puede todavía ser más referente a nivel Europeo de las nuevas tendencias en alimentación.

Además creo que falta todavía algo de metodología, entender herramientas y utilizarlas para mejorar la productividad de cada persona trabajando en una startup. Y mucho trabajo todavía para fomentar el coraje y las ganas de aprender de las nuevas generaciones, para que quieran emprender y sepan cómo hay que trabajar para levantar un negocio y el sacrificio que implica. 

En los últimos años hemos escuchado la palabra AgriFoodTech como la revolución de la industria alimentaria. Hablemos de lo que significa para ti esta palabra. ¿Cómo definirías el AgriFoodTech?

Justamente es eso, la revolución de la industria alimentaria. Lo que le falta es con qué objetivo. Para mí la base es que tenga un impacto positivo en la sociedad ya sea por el factor de sostenibilidad, por la inclusividad de la propuesta a nivel de los consumidores (alérgenos, etc.) o para eliminar o minimizar la explotación de seres vivos (animales y humanos). Para nosotros hacer algo que no tiene un objetivo ulterior, para que sea simplemente más rentable, no es AgriFoodTech. 

¿Crees que su desarrollo puede cambiar la industria alimentaria española? ¿Cómo?

Sin duda. Nosotros queremos eliminar los lácteos del mundo de los helados. No hay necesidad de usarlos y de explotar animales. Con nuestro producto podemos mejorar las digestiones de muchas personas al mismo tiempo que generamos un menor impacto medioambiental. 

Esto se consigue primero con un producto TOP, luego comunicando los beneficios, haciendo que la gente lo pruebe y, cuando prueben, que quieran repetir.

¿Cuáles crees que deberían ser los apoyos fundamentales para que esto ocurra?

Hay mucho que se podría hacer: 

  • Acceso a líneas de financiación de corto plazo para financiar el capital de trabajo. En industrias alimentarias hay mayor o menor estacionalidad pero hay una necesidad de comprar stock (materias primas y producto terminado), tenerlo durante un tiempo y luego, al venderlo, esperar unos meses a cobrar. Eso puede ser un proceso de entre 2 a 6 meses. A día de hoy se financia con inversores, por lo que tanto ellos como los fundadores perdemos parte de nuestra participación en la empresa cuando financiamos capital de trabajo con inversores a largo plazo que entran en el capital.
  • Personal: tener mayor apoyo para la contratación apoyando, por ejemplo con menores cuotas de seguridad social o menor IRPF, la contratación de empleados en startups. Si crecemos y vamos incorporando más personal estamos creando riqueza. Es necesario algo que fomente la contratación y que ésta no cueste tanto. De esta forma fomentamos tanto que una persona quiera trabajar en una startup como también poder contratar más y mejores personas. 
  • Proyectos de I+D+i: las líneas existentes actuales son restrictivas, apoyan grandes inversiones y están pensadas más para PYMES que para startups. 
  • Promover, por parte de los entes públicos, ciertos objetivos básicos como sociedad a los que los canales de distribución se tengan que suscribir (para que realmente haya impacto). Por ejemplo objetivos de sostenibilidad que tan importantes son de cara a la subsistencia del planeta y de la propia especie, además de la diversidad de flora y fauna que nos estamos cargando. 
  • Facilitar el emprendimiento con regímenes menos onerosos que los de autónomos existentes. Y que, por lo tanto, sea atractivo emprender.

Dado que los consumidores cada vez son más conscientes del impacto medioambiental y en la propia salud que tienen los alimentos que consumimos, sus tendencias de compra se basan en qué tan sostenible y saludable es el alimento. Debido a esto, equipos de investigación y nuevas empresas se están dedicando a buscar nuevas opciones de alimentos saludables con un bajo impacto medioambiental para satisfacer la creciente demanda de los consumidores. En esta línea nos encontramos con los insectos comestibles.  Además de ser polinizadores de cultivos y plantas, descomponedores de residuos y reguladores cruciales de los ecosistemas, los insectos pueden formar parte de una dieta sana, sostenible y asequible tanto para los humanos como para los animales.

 

Un superalimento sostenible, ¿Por qué?.

  • En cuanto al perfil nutricional, los insectos brindan un perfil bastante completo. Están compuestos por un 60% de proteínas (teniendo más proteína que el pollo y la carne).  La creciente demanda de alimentos ricos en proteínas para la nutrición deportiva, la alimentación dietética o los complementos alimenticios crea oportunidades en este sector. Adicionalmente son ricos en hierro, zinc, magnesio, potasio, vitamina B12, ácidos grasos esenciales y antioxidantes naturales.
  • Producen niveles ínfimos de emisiones de efecto invernadero. Por ejemplo, los grillos producen menos del 0,1% de los gases de efecto invernadero que producen las vacas. 
  • Los grillos requieren sólo el 20% del agua que necesitan las vacas para producir la misma cantidad de proteínas. Teniendo en cuenta la enorme cantidad de agua que se necesita durante la ganaderia, los insectos se hidratan directamente de los alimentos, utilizando considerablemente menos agua en comparación con la ganadería. 
  • Se adaptan bien a las granjas verticales las cuales ahorran espacio de tierra cultivable. Un tercio de la tierra cultivable del planeta ya está ocupado por cultivos para la alimentación del ganado. Según el informe de la FAO, cada año se pierden 13.000 millones de hectáreas de superficie forestal debido a la conversión de tierras para usos agrícolas y para la producción de alimentos. La cría de insectos es una alternativa mucho más eficaz, ya que pueden cultivarse verticalmente y en casi cualquier lugar.
  • Tienen infinidad de usos, desde piensos para la agricultura hasta alimentos para animales domésticos y humanos

Actualmente, el uso de ingredientes derivados de insectos en productos especializados es un nicho, pero se prevé que se desarrolle rápidamente en los próximos años. 

 

Empresas disruptivas trabajando con insectos comestibles

En la última década, la industria de los insectos comestibles ha crecido en todo el mundo, haciendo que muchos emprendedores y empresas se unan al movimiento y produzcan productos alimentarios derivados de insectos. 

La aprobación por parte de la Unión Europea de la comercialización de grillos como alimento para el consumo humano, convirtiendose en el segundo insecto autorizado (tras la aprobación del gusano de la harina Tenebrio molitor) hace mucho más sencillo el procedimiento hacia a comercialización e innovación de nuevos productos en este sector. 

En España, la startup TEBRIO, antes conocida como MealFood Europe, se creó en 2014 con el objetivo de ser la empresa industrial global líder en la fabricación y suministro de productos sostenibles e innovadores a partir del insecto tenebrio molitor. Esta empresa tiene como objetivo consolidar la transición hacia una economía verde a lo largo de toda la cadena de valor. La empresa posee una diversa gama de productos orientados a varios sectores, desde la agricultura, hasta la alimentación de mascotas y el consumo humano. 

Por otra parte, una empresa con sede en París, Ÿnsect es líder mundial en la cría de insectos y su transformación en ingredientes de primera calidad para la nutrición vegetal y animal. La empresa asegura desarrollar una alternativa más sostenible a las fuentes de proteína. Desde 2016, esta startup francesa ha estado operando una granja vertical y está construyendo una segunda unidad en Poulainville llamada Ÿnfarm, que se convertirá en la mayor granja de insectos del mundo con un objetivo de más de 100.000 toneladas al año.

 

Si quieres descubrir nuevas tecnologías o tendencias, lee nuestro blog. 

 

  • La cervecera y Eatable Adventures, convocan a startups de todo el mundo para participar en un nuevo desafío de innovación para el sector Bebidas
  • Los emprendedores seleccionados tendrán la oportunidad de desarrollar una prueba de producto junto con el equipo de expertos de Mahou San Miguel

Mahou San Miguel, compañía familiar de bebidas 100% española y líder del sector cervecero en nuestro país, lanza Rethink Your Drink Challenge, un nuevo reto para encontrar la bebida del futuro. En el marco de su proyecto Barlab Ventures, y junto a Eatable Adventures, la cervecera quiere ofrecer una plataforma de innovación abierta para todo el sector de Alimentación y Bebidas.

A partir de hoy y hasta el 5 de septiembre, las startups de todo el mundo que tengan una propuesta diferencial, sostenible e innovadora y que genere un impacto transformador en la industria de las bebidas tradicionales podrán enviar sus candidaturas a través de la web www.barlabventures.com.

En palabras de Miguel Ángel Miguel, director general de Transformación de Mahou San Miguel, “BarLab Ventures nos permite unir dos de nuestros principales compromisos: aprovechar las posibilidades de la tecnología para ofrecer soluciones innovadoras a los nuevos retos del sector Bebidas, y reforzar la colaboración con otras organizaciones para impulsar su transformación”. Miguel Ángel, también señala que “estamos convencidos de que gracias a este proyecto podremos compartir con los emprendedores una perspectiva común para hacer que bares, restaurantes, distribuidores y el resto de nuestra cadena de valor refuercen su colaboración para generar riqueza, sobre la base de aspectos como la excelencia, la innovación y la sostenibilidad”.

Por su parte, José Luis Cabañero, CEO y fundador de Eatable Adventures ha comentado que están “encantados de lanzar esta iniciativa de la mano de Mahou San Miguel, que es una compañía que apuesta de forma clara por la innovación y el emprendimiento”. Asimismo, asegura que “el sector Bebidas ofrece muchísimas oportunidades para los emprendedores y las startups que buscan ofrecer alternativas y soluciones innovadoras a los consumidores respondiendo a la realidad actual pero, sobre todo, a los retos de futuro”.

Apoyando el emprendimiento

Las startups, tendrán que presentar sus soluciones innovadoras en alguna de las siguientes categorías: alternativas innovadoras sin alcohol, bebidas de baja graduación (4º-7º), categorías tradicionales reinventadas, y bebidas del futuro.

Mahou San Miguel ofrecerá la oportunidad de desarrollar una prueba de producto junto a su equipo de expertos para acelerar el éxito de las propuestas ganadoras. Además, la cervecera pondrá al alcance de las startups su red de distribución, apoyo en la gestión de sus licencias territoriales y en el ámbito de la financiación, entre otros servicios.

Moon Water

Nacho Alonso, CEO y Fundador de Moon Drinks, durante años estuvo enganchado a los refrescos tradicionales y, harto de no encontrar una alternativa saludable en el mercado, decidió emprender y hacer de los refrescos sanos una realidad. «La mejor forma de predecir el futuro es… inventarlo», comenta. Así fue como fundó Moon Drinks S.L, la compañía de refrescos ecológicos y veganos que hoy dirige.

Conoce cómo el Programa de Aceleración de Eatable Adventures les ayudó a escalar su proyecto, los consejos que aún conserva y cómo ve a Moon Drinks en un futuro.

 

¿Cuándo y con qué propósito nace Moonwater?

El proyecto nace a finales de 2017 y ha ido evolucionando mucho a lo largo de estos años. Nuestro propósito es contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas y del planeta creando alternativas saludables y sostenibles a las bebidas tradicionales.

Los refrescos tradicionales llevan décadas sin cambiar sus fórmulas sin adaptarse ni incorporar los avances de la industria y las demandas del consumidor. Los refrescos tradicionales dominan el mercado, los lineales… pero están obsoletos. El problema es que el consumidor no lo sabe, no conoce las alternativas y hay que contárselo.

 

¿Cómo disteis con la fórmula de vuestros refrescos? ¿En qué se diferencia del resto de bebidas refrescantes?

El proceso ha sido muy largo y laborioso, no dimos con la fórmula actual hasta mayo de 2021 (casi 4 años). Hemos lanzado hasta cuatro versiones al mercado y ha sido el consumidor y nuestros clientes los que han ido validando el producto. Se podría decir que el producto no lo hemos creado nosotros, sino que lo ha creado el consumidor con dos únicas líneas rojas: no comprometer la salud ni la sostenibilidad, que son parte de nuestro ADN.

Las diferencias fundamentales de nuestro refresco frente a los tradicionales es que nosotros solo utilizamos productos 100% naturales y orgánicos, con muy poco azúcar y bajos en calorías, nuestra burbuja es muy sutil, divertida y agradable al paladar y nuestros sabores no son los tradicionales sino que ofrecemos combinaciones innovadores que tienen un sabor y un aroma increíbles. Creamos nuevas experiencias para el consumidor y envasamos exclusivamente en aluminio, el material más sostenible para envases a día de hoy. 

 

¿Cómo el Programa de Aceleración de Eatable Adventures os ayudó a escalar vuestro proyecto?

La experiencia fue BRUTAL, cambió totalmente nuestra perspectiva del sector, nos ayudó a entender mejor el mercado mundial y nos proporcionó las herramientas necesarias para conseguir nuestros objetivos. Y no me puedo olvidar de lo más importante, un equipo alucinante a nivel profesional y personal.

 

¿Cómo veis el futuro de Moonwater?

Nuestra compañía se llama Moon Drinks, empezamos esta “revolución» con la categoría de los refrescos lanzando Moonwater, pero estamos desarrollando nuevos productos. Ya hemos creado una bebida energética ecológica, que va a ser la alternativa saludable a las bebidas energéticas y que lanzaremos al mercado este año.

Seguiremos trabajando en nuevos productos, nuevas tendencias pero también atentos a mejorar los productos existentes, optimizarlos para incorporar todas las nuevas tecnologías, tanto a nivel de producción como en los envases y mejorar toda la cadena de valor. 

Estamos muy contentos con la evolución, no nos lo creemos. Estamos creciendo mucho en España pero también fuera, con una fuerte presencia en Países Bajos, Bélgica, Suiza, Dinamarca, Suecia, Qatar… Seguiremos centrados en llevar Moonwater a todos los rincones del planeta.

 

¿Cuál es el consejo más valioso que te ha dado José Luis durante nuestro Programa de Aceleración?

Que nuestro producto tenía que estar a la altura de nuestro proyecto, creo que por esta razón nunca estaremos totalmente satisfechos con nuestros productos, porque creemos firmemente que las cosas, por buenas que sean, son susceptibles de ser mejoradas.

Hoy en día la inteligencia artificial se ha convertido en un pilar fundamental de la industria alimentaria. Esta nueva tecnología tiene un propósito a lo largo de toda la cadena agroalimentaria, innovando, agilizando y mejorando procesos dentro del sector, permitiendo ofrecer un mejor servicio, calidad y producto a los consumidores. 

Proppos

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Nil Salomó, CEO y Co-fundador de Proppos, una empresa de inteligencia artificial especializada en el reconocimiento de alimentos, que junto a sus partners, ofrece soluciones de pago por I.A. de primer nivel a las industrias de Alimentación y Retail. La misión de Proppos es transformar la experiencia de pago a través de una precisa, autónoma y accesible solución de visión computerizada. 

Sigue leyendo para descubrir, en primera persona, cómo surgió la idea de crear la empresa, futuros objetivos, su opinión en cómo la inteligencia artificial cambiará el mundo, y mucho más.

 

¿Cómo surgió la idea de crear Proppos?

Al estar trabajando en el sector de la alimentación, específicamente en una empresa de restauración dentro del equipo IT, observamos la necesidad de agilizar las colas en los negocios de restauración, pero sin incrementar costes. La opción y solución más factible y óptima era automatizar el proceso de pago mediante la tecnología de inteligencia artificial y  visión computerizada. Los productos que vendíamos en el momento eran productos naturales, sin ningún código de barras, por lo que la IA era la tecnología de elección para este proyecto. 

A partir de esta idea, empezamos a conceptualizar el concepto de Proppos en 2019.

¿En qué estado del proyecto se encontraban cuando entraron al Programa de Aceleración de Eatable Adventures y cómo consideran que han salido? 

Cuando nos involucramos en el Programa de Aceleración de Eatable Adventures, entramos en una fase temprana del proyecto, ya contando con un MVP validado y con tracción en el mercado.

A lo largo del programa, nuestras ideas fueron madurando y formalizando cada vez más. Ya al final del programa, teníamos mucho más claro cómo escalar nuestro proyecto, tanto a nivel de funding, como a nivel de procesos y relaciones con las empresas.

¿Tienen en mente nuevas innovaciones para Proppos? 

¡Claro! Nuestro objetivo es diversificar nuestros clientes al máximo dentro del sector de restauración. 

Con tan solo comenzar nuestro proyecto nos hemos enfrentado con el reto de la pandemia mundial, en donde todo el ámbito de restauración se vio forzado a cerrar. Al tener un proyecto nuevo e innovador enfocado al sector de restauración, esto hizo que el proceso de integración fuera más lento por el hecho de que teníamos que explicar y enseñarles a nuestros clientes en qué consiste Proppos. Como todo, el sector ha tenido que innovar, y con ello nos han ido apareciendo nuevas oportunidades para implementar nuestra tecnología en el sector de alimentación, desde el control de pedidos en el sector de restauración rápida, hasta controlar la seguridad alimentaria en clínicas y hospitales.

¿En qué manera piensan que la inteligencia artificial va a cambiar el mundo? 

Sin duda, ya lo ha estado haciendo. Poco a poco, sin darnos cuenta, iremos involucrando la inteligencia artificial en nuestras vidas. El primer paso es utilizar herramientas como la nuestra, que permitan automatizar procesos de tareas monótonas y sencillas agilizando la vida cotidiana del ser humano, ahorrando tiempo y haciendo que los trabajadores se puedan centrar en tareas de razonamiento con un mayor valor añadido.  

¿Cuál ha sido el mejor consejo que les ha dado Jose Luis?

Nos ha ayudado y aconsejado en muchos ámbitos, pero sobre todo a nivel de inversión y cómo enfocarnos al buscar rondas de inversión. Gracias a él entendimos la importancia de expandirnos y buscar inversión a nivel internacional para poder escalar la compañía y generar dinero de una manera sostenible. 

Si quieres conocer más de nuestros alumni, no dejes de visitar nuestro blog donde podrás encontrar más entrevistas sobre ellos.

Los productores de alimentos, desde las nuevas empresas hasta las principales compañías de gran consumo pasando por las mayores empresas cárnicas del mundo, están innovando rápidamente en el mercado vegetal, teniendo un creciente interés por las nuevas tecnologías, como la agricultura celular y la fermentación. El informe de BCG Food for Thought: The Protein Transformation, revela que en la próxima década, se estima que el mercado mundial de proteínas alternativas se multiplicará por siete, llegando a cubrir aproximadamente un 11% del mercado mundial de proteínas para 2035.

Nuevos datos publicados por el Good Food Institute anuncian que la Unión Europea representa el 44% del mercado mundial de la carne vegetal y cultivada, lo que la convierte en uno de los mayores mercados potenciales en este sector. 

Tecnologías como la fermentación, la bioimpresión y el cultivo de células cautivan cada vez más la atención de los inversores, teniendo un enorme potencial de innovación. 

Proteínas Alternativas

Desde 2010 se han recaudado casi 11.100 millones de dólares en empresas de proteínas alternativas, de los cuales el 73%, ha sido desde 2020, cuando la pandemia alteró por primera vez los mercados a nivel mundial.

En 2021, la inversión en proteínas de origen vegetal representa el 39% del total, pero cabe destacar que la carne cultivada y la fermentación le siguen estrechamente, con el 28% y el 34%, respectivamente.

La ventaja de estas tecnologías es que pueden ser utilizadas para producir una amplia gama de alimentos, desde carne y pescado hasta alternativas a los lácteos y los huevos. Cada día vemos cómo las startups lideran la revolución en este espacio, creando nuevos productos y formas innovadoras de desarrollar productos alimentarios sostenibles en todos los sectores de la alimentación. En este sentido, startups como Innomy, Cocuus, De Novo Dairy y Real Deal Milk están innovando en el sector de proteínas alternativas utilizando fermentación, agricultura celular y bioimpresión para satisfacer la demanda de los consumidores y poder ofrecer variedad de productos de una forma “plant-base”, saludable y sostenible. 

 

 Food 4 Future – Expo Foodtech, el evento internacional de innovación para la industria de alimentación y bebidas, vuelve en su nueva edición al BEC de Bilbao los próximos días 17, 18 y 19 de mayoMaría Naranjo, directora de la industria alimentaria del ICEX; Mauricio García de Quevedo, director general de la FIAB; y Albert Planas, director general de NEBEXT, empresa organizadora del evento han presentado esta mañana las novedades de esta nueva edición, que reunirá en Bilbao a más de 7.000 profesionales de la industria agroalimentaria.

En este sentido, María Naranjo ha destacado que “España es la séptima potencia de exportación en industria alimentaria. Para continuar con este liderazgo es fundamental impulsar la innovación y la tecnología con el propósito de dar soluciones a los retos actuales a los que nos tenemos que enfrentar, como son los objetivos sostenibles, las nuevas proteínas alternativas o los cambios de hábitos de los consumidores”. Naranjo ha añadido que, “Food 4 Future no solo es un evento de alimentación y tecnología, sino que aporta valor añadido con una gran oportunidad de creación de networking, conocimiento y generación de conexiones entre todos los eslabones de la industria”. Igualmente, Mauricio García de Quevedo ha apuntado que “la innovación es clave para impulsar la competitividad en la industria de la alimentación y bebidas, por eso, Food 4 Future, es un escenario imprescindible para que las empresas del sector reactiven su actividad tras la crisis sanitaria mundial de los últimos años”.

Food 4 Future se convierte en la cita tecnológica ineludible en la que descubrir las últimas innovaciones y soluciones que están transformando el sector de la alimentación, así como casos de éxito y aplicaciones de la tecnología alimentaria para conseguir una industria más segura, sostenible y saludable. Más de 250 firmas expositoras presentarán sus últimas soluciones tecnológicas y productos alimentarios que ayudarán a modernizar y digitalizar toda la cadena de valor de la industria, desde la materia prima, hasta los procesos logísticos.

Bajo el lema “The Foodtech Revolution”, la segunda edición de Food 4 Future tendrá como objetivo posicionar la marca Spain FoodTech Nation a nivel internacional y dar la oportunidad a los profesionales de toda la cadena de valor de la industria alimentaria a encontrar su partner tecnológico para impulsar la innovación en su modelo operativo.

Tres días de congreso destinados a revolucionar la industria y el consumo alimentario

Durante 3 días, 386 expertos internacionales participarán en el Food 4 Future World Summit, el mayor congreso europeo en innovación foodtech, para debatir y entender los retos a los que se enfrenta la industria de la alimentación y bebidas y todos sus segmentos: cárnico, pesquero, lácteos, industria del aceite, agricultura, cereales, conservas, y bebidas. Entre ellos, destacan expertos de la talla de José M. Ordovás, Director Nutrition and Genomics de Tufts University; Andoni Luis Aduriz, chef y fundador de Mugaritz; Graham Cross, Founder de Innosapiens; Gerd Buta, Innovation Advisor del World Food Programme; Carmen Gómez-Acebo, responsable de sostenibilidad de Coca-Cola; Paul Newnham, director de SDG2 Advocacy Hub; Roselyne Chane, directora general de Sanygran; Itziar Tueros, Food and Health Coordinator de AZTI; Anthony Finbow, CEO de Eagle Genomics; Ricardo Fernández, director de calidad y desarrollo sostenible de Carrefour; Ignacio Muñoz, CEO de Angulas Aguinaga; Alejandro Arranz, Director Corporate Ventures y Nuevas Tecnologías de Mahou San Miguel; Andrea Cruciani, CEO de Agricolus; Ido Savir, CEO de SuperMeat; o Joseph Gridley, director de la Soil Association, entre muchos otros.

Automatización, nuevas técnicas de procesado, ingredientes de nueva generación y sostenibilidad serán algunas de las principales temáticas protagonistas de los 6 auditorios y 183 horas de conferencias del congreso Food 4 Future World Summit. Expertos de la industria abordarán el empleo de tecnologías como el Big Data o la Inteligencia Artificial en la producción inteligente de alimentos de la industria pesquera, cárnica y agritech, y cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar también a mejorar la salud y la seguridad alimentaria.

Además, la sostenibilidad será una de las temáticas centrales del congreso, que analizará nuevas fuentes de proteínas e ingredientes y cómo pueden transformar la dieta y el patrón de consumo de las sociedades para ser más sostenibles. En este sentido, empresas líderes de la industria alimentaria desvelarán sus acciones y estrategias dirigidas a la reducción de emisiones, el impulso de la eficiencia energética, el desarrollo de envases respetuosos con el medio ambiente, la potenciación de la colaboración con proveedores locales, o de qué manera la tecnología puede ayudar en avanzar hacia la mejora climática, entre otras cuestiones.

FoodTech Startup Forum

Un año más, Food 4 Future acogerá el Foodtech Startup Forum, la mayor cita para startups y emprendedores del sector foodtech a nivel mundial. Un espacio exclusivo de más de 4.000 metros cuadrados para albergar a todo el ecosistema de startups foodtech y en el que poner en contacto a emprendedores con fondos de inversión, corporate ventures, empresas líderes de la industria alimentaria y clústeres tecnológicos internacionales. Una auténtica plataforma de conocimiento para impulsar el emprendimiento y los proyectos de innovación más disruptivos basados en tecnologías como el IoT, la Inteligencia Artificial, el Data Analytics; o los nuevos ingredientes y alimentos desarrollados a través de la biotecnología.

 

Países Bajos, país invitado de la nueva edición de Food 4 Future

Esta edición, el evento contará con Países Bajos como país invitado por su liderazgo en foodtech y digitalización, para unir esfuerzos y compartir su visión y estrategias a fin de renovar la industria alimentaria. Un país que además se ha convertido en el segundo exportador de alimentos gracias a la producción con métodos sostenibles.

Food 4 Future está organizado por el centro tecnológico AZTI y la empresa Nebext y cuenta con el apoyo del Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Bilbao, la Diputación Foral de Bizkaia, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), el Basque Trade y el ICEX; junto con asociaciones y organizaciones líderes de esta industria como HAZI, NEIKER, ELIKA, EIT Food, ILSI Europe, Food for Life, SPRI, Eatable Adventures, Santelmo Business School o IASP (asociación internacional de parques científicos y áreas de innovación).

Cocuus Javier I. Zaratiegui

Javier I. Zaratiegui CTO y Partner de Cocuus

Hablamos con Cocuus, una empresa foodtech española que desarrolla soluciones industriales para la producción de análogos (mimetic food) de proteína animal de base vegetal o celular mediante la impresión láser 2D/3D, bioimpresión y robótica.

Javier I. Zaratiegui es CTO & Partner de esta empresa que se acaba de alzar con el Quality Innovation Award (QIA) internacional en la categoría de Innovación en Microempresas y Startups. Sigue leyendo para descubrir todos sus secretos y conocer cómo fue su paso por el Programa de Aceleración de Eatable Adventures.

1. ¿Cuál es el potencial de la impresión de alimentos en 3D según vuestra visión?

No importa qué tecnología específica se use para crear “nuevos” alimentos, lo importante es el trasfondo y el potencial. Por un lado, los métodos actuales presentan una huella de carbono que hay que ir reduciendo, y por otro, la tecnología nos va a ayudar a crear mejores alimentos, equilibrando nutrientes o encapsulando, dando lugar a nuevos productos (análogos a los que conocemos, o tal vez no) más sostenibles para el planeta y más sanos para nuestros cuerpos. 

Cocuus usa impresión 3D, extrusion, moldes termoconformados, corte láser, impresión de tinta alimentaria, y mucho ingenio y creatividad. En los últimos años las nuevas tecnologías para la manufactura de alimentos se están abriendo camino. Coincide, como no podía ser de otra manera, cuando las investigaciones en proteínas alternativas han empezado a dar frutos a gran escala. Es ahora cuando nuevos métodos de fabricación pueden y deben usarse para convertir esas nuevas proteínas en nuevos productos. Hablamos de fermentación, de micelios, de proteínas de insectos, de algas y hasta de células cultivadas en laboratorio y multiplicadas en biorreactores. Todo eso es ya una realidad y va a dar a los consumidores nuevas opciones.

2. ¿Cómo ha ayudado Eatable Adventures a Cocuus a conseguir sus objetivos?

Eatable Adventures ha sido un punto de inflexión en nuestro roadmap. De hecho, entre otras cosas, fue quien nos impulsó a hacer uno y nos empujó al cambio de mentalidad necesario para convertir nuestra startup en una empresa. Desde el primer momento vimos que nuestros conocimientos estaban muy enfocados en hacer máquinas, y fue Eatable quien reveló el potencial que tendríamos si esas máquinas las dirigimos hacia la resolución de los problemas de las grandes industrias alimentarias. Como digo, fue un antes y un después. Antes de conocer a Eatable también hacíamos tecnologías, pero enfocadas a chefs, a restaurantes, empresas de cátering, eventos y demás. Dotamos a nuestros clientes de herramientas para crear nuevos platos, decorar o combinar mediante tecnología para impresionar a sus comensales. Así es como empezamos, con máquinas de corte láser, impresión y tinta alimentaria que ponía imágenes sobre alimentos.

3. ¿Cuál es el consejo más valioso que te ha dado José Luis durante nuestro Programa de Aceleración?

Con José Luis hemos vivido momentos memorables. Quizá el mejor fue cuando nos “retó” a fabricar una máquina para hacer piezas grandes (whole cuts), porque era lo que demandaba la industria. Decirle a un navarro como Patxi Larumbe “a que no puedes hacer una chuleta impresa…” fue prender la mecha de este proyecto. Y tras eso empezó un nuevo capítulo en todo este proceso de aceleración: comenzaron a llamarnos grandes corporaciones, grandes fondos de inversión internacionales, y también muchos medios de prensa. José Luis nos ha ayudado mucho a afrontar todo ese proceso, que era nuevo para nosotros, y nos ha aportado perspectiva y experiencia antes de tomar algunas decisiones.

4. ¿Qué visión tienes para Cocuus en el corto, mediano y largo plazo?

“Focus Cocuus”. A corto plazo nos estamos centrando en unos pocos proyectos antes de abordar otros retos más grandes. Sabemos que hay mucha competencia en nuestro campo y queremos terminar nuestras máquinas a corto plazo, y probar su robustez y fiabilidad antes de ofrecerlas a nuevos clientes. Igualmente nos pasa con los mercados internacionales. Esperamos aprender y resolver cualquier ajuste que sea necesario a estas primeras líneas piloto en la península, y luego saltar tanto a Asia como América y Europa, en las tres zonas a la vez. Para eso debemos reforzar algunos departamentos de la empresa y seguir con los contactos que hemos ido haciendo para entender qué demanda cada uno de esos mercados. Porque nosotros no vamos con una solución o un producto y buscamos quién nos lo compre, nosotros lo que hacemos es averiguar qué necesita nuestro cliente y entonces ofrecerle una solución adaptada. Lo mismo hacemos una máquina de gambas que una de chuletones. Lo que sí tenemos muy claro es que solo abordamos proyectos de gran producción. Ya hemos dejado atrás los proyectos para unos pocos restaurantes, ahora nos dirigimos a los grandes fabricantes o distribuidores de la industria alimentaria. 

A medio plazo, cuando todos los proyectos estén ya en mercado, entonces podremos valorar cuáles son más interesantes para la empresa. Con cada paso aprendemos y valoramos cuál será el siguiente. Al comienzo hicimos salmón a partir de bio-gels y tintas alimentarias, y nos dijeron que habría más mercado si hiciéramos atún o gambas. Por ese desconocimiento del mercado, lo que hicimos y seguimos haciendo es dejarnos aconsejar por expertos como Eatable Adventures, y virar cuando así lo decidimos. 

A largo plazo no sé qué haremos en Cocuus. Lo que sí tengo claro es que no vamos a tardar mucho en ver fábricas en las que entren células y, tras pasar por biorreactores, produzcan masas de células. Y ahí es donde Cocuus quiere estar, convirtiendo esas células en productos finales. Bueno, mejor dicho, haciendo las tecnologías para que eso suceda. Porque, al menos a día de hoy, no contemplamos hacer producto final para el consumidor; nuestro foco está puesto exclusivamente en desarrollar máquinas y tecnologías para otros. Nos hace felices lo que hacemos, pero siempre está la puerta abierta a un “refocus Cocuus”.